Museos Invisibles

(Texto de Virginia Torrente para la exposición “Casa-Estudio-Calle-Barrio”, en Centro Centro, 2016-2017).

Este trabajo de Daniel Silvo es una investigación en torno a tres proyectos nunca realizados por los arquitectos Mercadal, Vázquez Molezún y la asociación creada por Sáinz de Oiza, Sáenz de Oiza, Fullaondo e Iñiguez de Onzoño. Lo que les une, es que todos los arriba mencionados planificaron la construcción de museos de arte moderno para la ciudad de Madrid, museos que nunca se llegaron a realizar. Cada uno de estos proyectos pertenece a una época diferente: la república, el franquismo y la democracia en España. Estas ideas constructivas, que pudieron tener vida pero se quedaron en planos utópicos, muestran su fragilidad al enfrentarse a la realidad política y social de nuestro país, y concretamente, de nuestra ciudad, cuyo urbanismo se ha visto fuertemente afectado por decisiones especulativas que han minado la calidad de vida de los ciudadanos durante el siglo XX y lo que llevamos de XXI.

1- 1933: Concurso para un Museo de Arte Moderno en Madrid, ganado por Fernando García Mercadal, a situarse en la prolongación del Paseo de la Castellana, eje remodelado en 1929 por Zuazo para su ampliación. Mercadal, uno de los arquitectos introductores en España del racionalismo, plantea un edificio de gran modernidad, dotado con todas las dependencias que hoy día se consideran imprescindibles para una construcción museística de gran calidad.

2- 1951: Nuevo concurso para la creación de un Museo de Arte Moderno. Gana el premio nacional del mismo Ramón Vázquez Molezún, en 1954. Una vez más, se plantea su edificación en el Paseo de la Castellana, concretamente, donde se alzan actualmente el Museo de Ciencias Naturales y la Escuela de Ingenieros. La construcción se extiende en un diseño de módulos en forma de cubos que sortean las diferentes cotas de la colina donde habría de ser edificado.

3- 1980: Propuesta para la plaza Pablo Ruiz Picasso de Madrid, en el complejo Azca, presentada por Sáenz de Oiza, Fullaondo e Iñiguez de Onzoño. La plaza la inaugura el alcalde de Madrid Enrique Tierno Galván, con la idea en mente de albergar la construcción de este nuevo Museo de Arte Moderno, cuya función principal sería la de acoger el Guernica a su llegada a España.

Ninguno de estos proyectos llegó a realizarse. Comparten su invisibilidad en la historia urbanística de Madrid. Siempre hay otras prioridades, infraestructuras consideradas de primera necesidad, antes que las culturales.

El trabajo Museos invisibles que presenta en esta exposición Daniel Silvo, es muestra de cómo la cultura queda relegada a la última fila en cuanto a visibilidad y optimización se refiere. En este proyecto, el artista se apropia de los planos de estos edificios nunca construidos, estos museos que no fueron, de manera que aparecen aquí dibujados, rayados en la pared mediante finos trazos; sus detalles, semitransparentes en cristal, representados en una trama urbana de la ciudad de Madrid que es la que les hubiera correspondido, son metáfora de su fragilidad, de su “no haber llegado a ser”.

IMG_0247IMG_0271IMG_0265IMG_0256IMG_0252

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s